lunes, 16 de noviembre de 2009

LA SANTA MARIA,LA PINTA Y LA NIÑA



La Santa María fué la nave capitana de la expedición española que al mando de Cristóbal Colón, partió del puerto de Palos (Huelva) el 3 de Agosto de 1492. Meses más tarde (el 12 de Octubre de 1492) esta expedición encontró lo que hoy se conoce como América.

En realidad las tres famosas carabelas no fueron tales, sino dos "carabelas" (la "Pinta" y la "Niña"), y la Santa María, que no era "carabela" sino "nao".

Propiedad de Juan de la Cosa, la nao fué construída en Galicia (noroeste de España) para la ruta de Flandes -la más difícil de entonces- por lo que también era conocida como "La Gallega". La Nao tenía muy buenas condiciones marineras, en contra de lo que vulgarmente se ha creído (gracias a la manía de los que pretenden engrandecer la hazaña del descubrimiento a costa de rebajar a las carabelas a la categoría de barcos sin cubierta) y a la marinería que las tripulaba, de carne de presidio).

La pinta fue una de las dos carabelas que usó Cristóbal Colón en su primer viaje al Nuevo Mundo en 1492. La otra carabela era La Niña. La tercera embarcación, la Santa Maria, en realidad era una nao o "carraca" y no una carabela.

La Pinta había sido construida en los astilleros de Palos pocos años antes del primer viaje. Fue elegida por Martín Alonso Pinzón por sus cualidades náuticas, ya que él mismo la había alquilado anteriormente; la costeó el concejo de Palos.

Su nombre hizo pensar a algunos historiadores que pertenecía a la familia Pinto, pero en realidad fue alquilada a los armadores Gómez Rascón y Cristóbal Quintero, que fueron en ella a América como marinos, por lo que probablemente su verdadero nombre fuera "La Pintá". Era una carabela nórdica de velas cuadradas con un velamen muy sencillo. Los palos de mesana y mayor iban aparejados con una vela cuadrada de grandes dimensiones, en tanto que el trinquete portaba una vela latina.

La Pinta era la más velera de las tres naves colombinas (La Pinta, La Niña y la Santa María) y con frecuencia tenía que esperar a las otras dos durante el histórico viaje, debido también a las dotes del capitán Martín Alonso Pinzón.

Con motivo del quinto centenario del descubrimiento de América se construyó en Isla Cristina una réplica que repetiría, junto con las réplicas de la Niña y la Santa María, realizó el itinerarrio del viaje original, fue botada el 8 de agosto de 1989 en el puerto de Isla Cristina en un acto presidido por la infanta Cristina.

La Niña era una de las dos carabelas de la flota de tres barcos con la que Cristóbal Colón navegó hacia el oeste en el año 1492 y con las que descubrió para España el continente americano.Los otros barcos de la flota eran la carabela La Pinta y la nao Santa María.

Construida en los antiguos astilleros del puerto de la Ribera de Moguer entre 1487 y 1490, en su botadura sobre el río Tinto, la nave recibió el nombre de "Santa Clara" (en honor al Monasterio de Santa Clara de dicha localidad), aunque pasaría a la posteridad con el nombre de sus propietarios, los hermanos Niño. Fabricada con maderas de pino y chaparro, su primitivo velamen latino fue transformado a velas cuadradas en la escala que la flotilla descubridora realizó en las Canarias, y ya en la isla de La Española se le instaló, junto a sus palos de trinquete, mayor y contramesana, un nuevo palo de mesana. Las velas de La Niña carecían de rizos, por lo que no tenían un sistema de cabos que permitiera reducir la superficie en caso de fuerte viento. Las jarcias que sostenían los palos estaban enganchadas en los costados del buque. La carabela carecía de castillo de proa, mientras que el alcázar era bastante pequeño.[1]

Confiscó dos naves que después fueron desechadas. Finalmente los Pinzón eligieron a La Niña junto con La Pinta por ser muy maniobrable. La costeó el concejo de Palos como le fue ordenado en la real provisión enviada por los monarcas a esta localidad.

La Niña atravesó el Atlántico en el viaje descubridor capitaneada por Vicente Yáñez Pinzón, con Juan Niño como maestre y pilotada por Sancho Ruiz de Gama. Tras el hundimiento de la carabela Santa María, se convirtió en la nave capitana de la expedición. Al mando de la carabela La Niña iba Cristóbal Colón, y de la carabela La Pinta Martín Alonso Pinzón.

.)

El 25 de septiembre del mismo año formó parte de la flotilla del segundo viaje de Colón. Ya en las nuevas tierras, partió como capitana de un viaje de exploración en el que se descubrieron Jamaica y la costa sur de Cuba.

Esta capacidad de mantenerse a flote fue quizás determinante para que La Niña sirviese de modelo al primer barco construido en América, la carabela Santa Cruz, conocida como La India. Regresa a España con la segunda expedición colombina el 11 de junio de 1496.

El último viaje de La Niña del que tenemos noticia fue una expedición a Haití, después de que el navío fuese reparado y calafateado en Palos, con un coste de 35.000 maravedíes.

Apenas 35 días después de su partida, La Niña arriba a Haití en uno de los más rápidos viajes trasatlánticos de la historia.


1 comentario:

  1. ENHORABUENA, Javier!! Me estás dejando agradablemente sorprendida por el interés que demuestras en estos apuntes.Adelante, como las carabelas de Colón!!

    ResponderEliminar